bua0

Heredia, Ibilbideak, Rutas

Subida al Aldaia desde Heredia

16 Mar , 2017  

Empezamos nuestro recorrido desde la localidad de Heredia cogiendo el camino que parte
de la zona oeste del pueblo junto a la ermitade San Bartolomé y se dirige hacia el monte.
Se deja la última casa del pueblo a mano izquierda ydesde este punto empieza una pista de subida que alpoco tiempo lleva al primer poste de madera donde
figura escrito: Magala. Seguimos de frente hasta queal poco tiempo abandonamos la pista cuando empieza a bajar para coger un camino que discurre paralelo a una valla que cerca un terreno. Como hemos ganado algo de altura podemos empezar a observar a nuestra derecha la sierra de Elguea inconfundible por los molinos que la coronan y a la derecha de la misma, los montes de Aitzgorri y Aratz.

Continuando por el camino que llevamos nos adentramos en el dominio del quejigo (Quercus faginea), donde se pueden ver algunos ejemplares de cierta entidad, los más impresionantes nos los encontraremos un poco más adelante formando un pequeño bosquete tras pasar una puerta que regula el paso del
ganado. A lo largo del camino y de manera dispersa iremos viendo más árboles centenarios. La presencia
de estos quejigos añosos en la Sierra de Aldaia ha motivado que ésta haya sido declarada como Lugar de Importancia Comunitaria dentro de la Red Natura
2000 (Red de espacios protegidos a nivel europeo) yaque sirven de refugio, entre otras especies, a algunas de coleópteros (escarabajos) muy escasos a nivel europeo, siendo más conocida es el ciervo volante (Lucanus cervus).

Continuando el paseo podemos observar frente a nosotros el Castillo de Gebara y el monte Gorbea al fondo. Tras una pequeña bajada llegamos a una bifurcación a la izquierda que si la cogiéramos, nos llevaría al pueblo de Étura. Nuestro camino sigue recto y acomete la primera subida del recorrido que nos lleva- rá a una pequeña
balsa distinguible en la distancia por la presencia de dos chopos en su orilla. En este punto nos encontramos junto al segundo poste de madera que señala que hemos llegado al paraje de Larrintxo, aunque popularmente la balsa también se conoce como balsa de Pozueta.

El camino no tiene pérdida y tras escasos minutos nos lleva hasta el siguiente poste de madera donde se puede leer: Bustarrate. Desde esta zona parte un camino a la izquierda que nos adentraría en el Barranco de Iturrieta, lo dejamos y seguimos de frente dirigiéndonos hacia la sierra de Elgea hasta que llega- mos a una especie de collado en una zona alta donde el camino se pierde un poco. En este punto giramos a la izquierda y nos dirigimos hacia un pequeño cerro
con encinas que dejaremos a nuestra derecha.
El camino vuelve a hacerse patente discurriendo en estos momentos entre encinas, distinguibles de los quejigos porque las primeras son árboles de hoja peremne(no pierden las hojas en invierno) y el quejigo es una especie marcescente que sí lo hace, aunque justo an-
tes de la salida de las nuevas hojas en primavera.
Saliendo del bosque a terreno más despejado podemos ver frente a nosotros la cruz de Aldaia, hacia donde nos dirigimos. Continuando por la pista, y de manera paralela a un vallado situado a nuestra izquierda, llegamos hasta una puerta que permite franquear el vallado bien abriéndola o saltando por un paso adyacente. Dejando atrás este paso solo queda acometer la última subida que nos llevará hasta nuestro destino, la cima del Aldaia (784,7 m), caracterizada por la presencia de varias antenas de telecomunicaciones.

Esther Bernedo-Jabi Sesma

By


Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude


*